Seguid enfadados

Ted: (ante un auditorio, con solemnidad, con algo de afectación) Aquí mismo, la semana pasada, os anuncié que íbamos a crear el videojuego oficial de la película “Paprika”. Y escuché el estallido de alegría más grande de mi vida. Hoy, unos días después, os convoco de nuevo para… enfadaros. Dejadme por favor que os lea antes un fragmento de una nota de prensa (Leyendo): «“Paprika” fue el último largometraje de Satoshi Kon. Después de su estreno, y mientras se encontraba trabajando en la producción de su siguiente obra, “Dreaming machine”, los doctores le diagnosticaron un cáncer pancreático. El cineasta dejó de lado el filme para estar con su familia. Murió en agosto de 2010 a los 46 años».

Seamos sinceros. Todos pensamos lo mismo en aquel momento. Hubiésemos querido que Satoshi Kon continuara trabajando en “Dreaming machine”. Como fanáticos del anime que somos. Recuerdo que le dije a Tommy -estás por ahí Tommy, ¿verdad?- que Satoshi Kon -y se lo dije enfadado- que Satoshi Kon se equivocaba haciendo eso, que debía dedicar sus últimos días a terminar su última obra, porque nos lo debía a nosotros, sus fans. Pero prefirió abandonarla y marcharse con su familia. Qué putada. Nos dejó sin “Dreaming machine”. “¿Tan poco le importamos?”, le dije a Tommy. “¿Tan poco le importamos?” Nunca acabé de perdonar a Satoshi Kon hasta… Ayer.

Ayer me llegaron los resultados de unas pruebas médicas que me hice la semana pasada. No os aburriré con detalles. Cuando terminé de leerlas solo pude decir: “Qué putada”. Ahora que somos la compañía de videojuegos número uno, ahora que dirijo al mejor equipo de desarrolladores gráficos del mundo… “Qué putada”.

Sin más rodeos. Os he convocado para anunciaros que… Renuncio. Que me marcho con mi familia y que, desgraciadamente, en consecuencia, se cancela el proyecto del videojuego “Paprika”, porque era condición indispensable que yo lo dirigiera, ya lo sabéis…

Sé que esta decisión os enfadará. Pero la verdad es que, ahora mismo, vuestro estado anímico no es mi prioridad. Quizá estéis pensando “¿Tan poco le importamos?” (Suspira. Luego mira al auditorio y dice:) Ante eso solo puedo decir: Enfadaos, lo entiendo, es natural. Y mañana, seguid enfadados. Y la semana que viene. Y el año que viene, y el otro, y el otro y el otro, y que sobre todo, por favor, nunca tengáis la oportunidad, como he tenido yo con Satoshi Kon, de perdonarme.

Indicaciones:

Ted es el mejor desarrollador de videojuegos del mundo. Hoy comparece, por segunda vez en pocos días, en la sala de reuniones de la empresa, para informar de algo importante a su equipo de programadores y diseñadores.

Efectivamente, los médicos le han diagnosticado una enfermedad terminal. Y Ted ha decidido dejar el trabajo y marcharse con su familia. La decisión ha sido muy fácil de tomar. Sorprendentemente fácil. Y eso le ha ayudado a comprender a Satoshi Kon. Hoy quiere ser comprensivo con sus compañeros.

Este monólogo también puede ser interpretado por una actriz.

Dato:

La nota de prensa es auténtica y fue publicada por Phenomena Experience el 28 de octubre de 2021. Phenomena Experience es una de las mejores salas de cine que existen en la actualidad. Puedes ver la nota original aquí.

Preguntas frecuentes:

(responde Marc Egea)

¿Hay que pagar algo para utilizar este monólogo?
No.

¿Hay que pedir permiso para usar este monólogo?
No hace falta. Puedes utilizar cualquier monólogo para casting sin pedir ningún permiso.

¿Estos monólogos breves sólo pueden utilizarse en castings?
También puedes usarlos en tu videobook y/o subirlos a internet, o emplearlos como herramienta para tu entrenamiento actoral, lo que tú quieras.

¿Tengo que hacer constar la autoría del monólogo si subo un video a internet?
No hace falta, pero se agradecerá si lo haces. También puedes poner un enlace a la web, si quieres.

¿Cómo puedo saber cuándo escribes nuevos monólogos?
Aviso en Instagram cada vez que publico un nuevo monólogo para casting.

A %d blogueros les gusta esto: